Horario: 9:00 – 20:30

Autocuidado: el duelo de perder a un ser querido.

Muchas veces no sabemos como lidiar con la dolorosa perdida de algún ser querido. En este post te ayudamos hablando un poco del tema.

UNAS PALABRAS SOBRE EL DUELO.

Aunque no podemos dedicarle todo el espacio que se merece, nos gustaría dar unas pequeñas pinceladas sobre el fenómeno del duelo para todas las personas que hayan tenido una experiencia relacionada con el mismo o tengan interés o curiosidad.

Como lidiar con el duelo de perder a un ser querido.

El duelo, aunque pueda vivirse como algo desagradable y angustioso, no es más que un proceso de readaptación a la nueva realidad que puede durar entre seis meses y año y medio, dependiendo de la conexión que tuviésemos con la persona fallecida. No es algo patológico, no obstante, sobrellevar el duelo es una tarea de enorme envergadura que a menudo requiere de apoyo externo, en forma de red social o de profesionales. He aquí unos pocos consejos para afrontarlo:

  • Reconoce cómo te sientes: parece que el sentimiento socialmente adecuado para un duelo es la tristeza, y, sin embargo, hay gente que opta por reír o enfadarse, y otras personas, por la más absoluta indiferencia. Es importante aclarar que cada persona afronta el duelo como puede, y no hay nada de malo o patológico en lo que puedas estar sintiendo. Esto incluye evitar sobreocuparse de forma que no puedas pensar y aceptar cómo te sientes.

  • Reconoce los síntomas físicos: no todo el duelo es mental, también existen problemas físicos que a menudo, acompañan el proceso. Por ello, si tienes problemas digestivos, notas opresión en el pecho o la garganta, falta de aire o debilidad muscular, no te preocupes: son síntomas habituales.
  • No temas pedir ayuda: a menudo las solicitudes de ayuda llegan pronto, justo después del fallecimiento, cuando intentas reorganizarte a nivel interno para asumir la pérdida. En esos momentos de shock la ayuda externa la ayuda no suele ser necesaria, pero sí que lo es en la siguiente fase: la fase de tristeza, abulia, falta de energía. En ese momento más que nunca es importante que te rodees de gente, física o telemáticamente, que pidas ayuda y dejes que los seres queridos cuiden de ti.

  • ¡El duelo no es una carrera!: aunque existe el consenso de que un duelo sano suele durar entre un año y año y medio, no pasa nada porque lo termines antes o porque tardes un poco más, no hay fechas límites. Tómate tu tiempo para sentirte bien, como decimos en Jokabide: “Sólo tú puedes pasar la página”.

  • Busca ayuda de un profesional: si el duelo se está alargando demasiado, su intensidad se mantiene durante mucho tiempo o tienes dudas acerca de cómo lo estás sobrelllevando, pide ayuda de un psicólogo que pueda informarte gratuitamente, o, de ser necesario, acompañarte a lo largo del proceso. Una opinión externa puede despejar muchas de tus dudas y podrá ayudarte a caminar en la dirección adecuada.

Esperamos haber aportado nuestro granito de arena y que el post ayude a aquellas personas que están atravesando situaciones similares.

Call Now Button