TRUCOS Y CONSEJOS PARA LA VUELTA AL COLE 2020

La vuelta al colegio después de unas largas (y merecidas) vacaciones de verano siempre suponen tensiones e incomodidad, tanto para padres y madres, como para hijxs, generando síntomas de tristeza, irritabilidad o dificultad para concentrarse. Esto es especialmente real en este 2020 con la crisis del coronavirus (COVID19) que seguimos atravesando aún; por esta misma razón, este año, tenemos una dificultad añadida a un proceso que ya de por sí mismo es complicado.

Por eso, desde el centro de psicología Jokabide, como psicólogos que trabajamos en colegios y entornos educativos, queremos daros unas pocas indicaciones para hacer que la vuelta el cole sea un poco menos desafiante y más amena.

1. Tenlo presente: es transitorio

El periodo de readaptación generalmente dura entre una y unas pocas semanas, tanto para menores como para el resto. En este curso 2020-2021 probablemente trabajemos con un periodo de tiempo algo más largo teniendo en cuenta la dificultad añadida que supone el desafío del virus, pero hay que tener presente en todo momento que es un proceso normal y ante todo, transitorio, y que más pronto o más tarde, terminará.

estudiar niño

2. Adapta los horarios

En especial durante la infancia más tierna, la vuelta al colegio trastoca aquellos horarios que se mantenían durante las vacaciones de verano, necesitando de un tiempo para adaptarse a la nueva rutina. Esto es especialmente importante a la hora de despertarse, puesto que el cambio de hábitos de sueño puede resultar especialmente duro. Sin embargo, si programamos el despertador según el calendario escolar un par de semanas antes del comienzo de las clases, los primeros días se harán mucho más fáciles. No esperes que les haga mucha gracia, pero esto trasladará posibles discusiones y agobios a una época en la que nos los podemos permitir.

menores
stop acoso

4. Rememora el año anterior

Mucha gente dirá que hay que hablar de todos aquellos aspectos positivos del colegio dejando aquellos negativos de lado. Desde nuestra experiencia como psicólogos, nos resulta mucho más constructivo aproximarnos al año pasado desde una perspectiva más integral, tratando aquellos aspectos que no les gustaron y ayudándoles a preparar estrategias de afrontamiento para que no sean un problema este año (o al menos, que sean problemas más pequeños) al tiempo que se recuerda todo aquello que les atrae, interesa, divierte y en definitiva, les genera ganas de volver.

niños pintura

3. Pregúntales e interésate

Este consejo es muy amplio, pero en esencia se refiere a hacer partícipe a lxs hijxs de la toma de decisiones de todos los aspectos que puedan estar bajo su control y que puedan servir de aliciente durante estos primeros días. Por poner un par de ejemplos, podríamos proponerles elegir un desayuno distinto, quizá más apetecible, para animarles a salir de la cama y empezar el día, o involucrarles en la compra de material escolar dejándoles elegir una mochila o estuche que les guste y motive.

5. Intenta ser más amable

No hay que confundir este punto con la sobreprotección, el paternalismo o la tolerancia absoluta, pero es una buena idea que durante los primeros días tengas un poco más de paciencia con ciertos despistes y fallos, al tiempo que nos mostramos como personas especialmente accesibles y abiertas a sus necesidades y preguntas. Si hay un momento para la paciencia, es este; recuerda que dentro de poco es posible que se enfrenten a una situación incómoda y que, este año al menos, hay muchísimo desconocimiento, incertidumbre y miedo.

educacion niño

6. Manga ancha con las nuevas rutinas

Con la llegada del periodo escolar, ciertos hábitos y tiempos cambian. Por ejemplo, durante el verano tenían mucho más acceso a la tecnología, videoconsolas, televisión, internet y redes sociales, acceso que ahora se verá restringido para que no afecte al rendimiento escolar. Como sabemos, todo cambio tiene más probabilidades de tener éxito si es gradual, por lo que sería buena idea tener un poco de manga ancha las primeras semanas del año académico e ir reduciendo progresivamente: les ayudará a hacer más fácil la transición y su rendimiento no se verá perjudicado, puesto que las primeras semanas no suele haber una gran carga lectiva. La necesidad de tener más manga ancha se verá reducida si antes de empezar las clases empezamos a retomar ciertas rutinas que habíamos abandonado.

niña libre

Estas son solo algunas pautas y consejos, pero desde luego hay muchas más.

Como madre o padre, ¿qué trucos tienes para hacer más fácil la vuelta al colegio? No dudes en compartir tus impresiones e ideas en nuestra página de facebook o instagram.